Miércoles, junio 29, 2016

Chile firma crédito por US$ 120 millones con el BID para ampliar la oferta de crédito a micro, pequeñas y medianas empresas

Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, junto al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, firman préstamo de US$ 120 millones.

Los recursos para que estas empresas crezcan y mejoren su productividad serán canalizados a través de Corfo hacia intermediarios financieros no bancarios, como cooperativas de ahorro y crédito, empresas de factoring y leasing, entre otros.

Santiago, 29 de junio de 2016.- El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, junto al presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, firmaron hoy un préstamo por US$ 120 millones que la entidad internacional otorgó a Chile para ampliar y mejorar la oferta de financiamiento productivo para las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes). Esta es una de las iniciativas de la agenda de 22 medidas para impulsar la productividad que el gobierno anunció el pasado 30 de marzo. También participó en la actividad el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran.

La iniciativa permite a Corfo poner una línea de crédito por US$120 millones a disposición de intermediarios financieros no bancarios, tales como cooperativas de ahorro y crédito, empresas de leasing, factoring y microfinancieras, entre otros. De este modo, pequeños emprendedores que tradicionalmente quedan fuera del sistema bancario, tendrán la posibilidad de acceder a financiamiento, aumentando su productividad y haciendo crecer su negocio. Al año 2018, se espera que alrededor de 20.000 empresas de menor tamaño puedan acceder a financiamiento.

“Esto es parte de las medidas pro crecimiento o pro productividad que lanzamos hace un par de meses y esta es la materialización de una etapa”, comentó el ministro de Hacienda, agregando que la manera de aportar este financiamiento “tiene una gracia, que es que los intermediarios financieros conocen muy bien a sus clientes. Por lo tanto, es una manera de llegar con recursos a los usuarios finales con menos riesgo y, más importante, poniéndole más competencia”. Por su parte, el presidente del BID agregó que “si algo encuentra uno en las pequeñas y medianas empresas no son malas ideas ni malos gestores, sino unos enormes déficits de financiamiento. Y eso es precisamente lo que se está tratando de conseguir acá con el propósito de que aumente”. Añadió que enfocarse en pequeños productores facilitándoles el acceso a crédito “puede aumentar su producción y en consecuencia su ingreso”.

En tanto, el vicepresidente ejecutivo de Corfo comentó que el programa estará operativo en los próximos tres meses mediante una “ventanilla abierta donde los intermediarios que califiquen van a poder financiar normalmente en rangos que van entre 10 mil hasta 100 mil UF por empresario, muy orientado a la inversión y al capital de trabajo”.