Lunes, julio 18, 2016

Ministro Valdés pide “más trabajo y menos lloriqueo” para avanzar en crecimiento

Ministros de Hacienda y Economía realizan balance del Programa de Cobertura Proinversión de Corfo en visita a empresa TechFoods.

  • En el marco del año de la productividad, los ministros de Hacienda y Economía destacaron que cerca de 400 empresas ya se están beneficiando del programa Corfo de Cobertura de Pro-Inversión, instrumento que permite a las empresas acceder a créditos con garantía estatal para financiar sus proyectos de inversión.

Santiago, 18 de julio de 2016.- Durante una visita a una empresa beneficiaria de la comuna de Quilicura, los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés y de Economía, Luis Felipe Céspedes, destacaron que a la fecha cerca de 400 empresas se han visto beneficiadas con más de $100 mil millones en préstamos bajo el Programa de Cobertura de Pro-Inversión, una de las medidas que impulsa el gobierno en el marco del Año de la Productividad. Junto al vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran y al presidente de BancoEstado, Jorge Rodríguez, ambas autoridades hicieron un llamado a utilizar este beneficio para potenciar la inversión y el crecimiento.

En la ocasión, el ministro Valdés afirmó que la empresa Techfoods, que gracias al respaldo de Corfo pudo pedir un crédito, renovar maquinaria y así competir con exportadores para hacer envases tecnológicamente muy avanzados, “es un ejemplo excelente de lo que llamaría más trabajo y menos lloriqueo. Hay innumerables oportunidades en Chile para hacer buenos negocios. Este ejemplo de usar garantías estatales es un buen ejemplo de cómo Estado y sector privado pueden trabajar juntos y así hacer crecer más a este país”.

Valdés destacó que es muy importante que se usen las garantías que están disponibles para las empresas. “La invitación clave es a todos aquellos que tengan buenas ideas que las materialicen, no pueden alegar que es por falta de garantías que no lo pueden hacer”, comentó. Agregó que con este programa “lo que está haciendo Corfo es justamente apuntalando a que el mercado financiero llegue a lugares donde no estaba llegando”, ya que  con este tipo de intervenciones es posible “que haya más competencia para que quienes a veces no tienen las garantías suficientes puedan tener más acceso”.

El ministro también aprovechó la ocasión para hacer un llamado a que la Cámara de Diputados apruebe mañana el mañana el proyecto de ley que impulsa la productividad, que considera diversas medidas para potenciar el financiamiento, reducir trámites e impulsar la exportación de servicios, “que es un área que tenemos que empujar en Chile fuertemente porque es un área que tenemos ventajas comparativas y mucho para crecer”. Consultado sobre la propuesta de ese proyecto que permite ampliar el espectro de inversiones de las AFP, indicó que es una “medida que hemos empujado desde el Gobierno”, con el propósito de permitir nuevos negocios, en este caso asociados a inversión en infraestructura. Precisó que en este caso  la medida beneficiará a los afiliados a las AFP, porque las administradoras podrán hacer dichos negocios y eso se expresará en más retorno o menos riesgo en los fondos de pensiones.

En otro ámbito y consultado sobre el alza de las solicitudes al seguro de cesantía, comentó que hay un mayor uso del instrumento porque hay más trabajadores cubiertos y cada vez más fondos acumulados, lo que “es parte de la red que tenemos en Chile para hacernos cargo de ciclos económicos”. Añadió que el país se están produciendo procesos de reconversión laboral, ya que hay industrias pujantes y otras decayendo, y que en estas últimas hay trabajadores que necesitan buscar empleo. “En ese periodo de transición justamente es el seguro de cesantía el que provee ese puente. Probablemente vamos a tener incluso más de esto, porque después de más de 12 años que tuvimos un boom muy grande alrededor del precio del cobre, Chile necesita esta reconversión, esta adaptación a hacer otro tipo de negocios. Mientras más rápido lo hagamos más rápido va a estar Chile creciendo”, subrayó.

Valdés descartó que el alza en la deuda de las familias sea motivo de alarma. “Es natural que muchas personas tengan deuda, lo importante es ser ordenado y no sobreendeudarse, que es muy distinto. (…) Lo importante es que esas deudas sean sostenibles, puedan ser servidas y no signifiquen postergar cosas en el futuro, por lo tanto cada uno tiene que hacer sus cálculos”.

Programa Cobertura Pro Inversión

Pro-Inversión es un subsidio contingente de Corfo que entrega a las empresas una cobertura complementaria de riesgo (aval) para obtener financiamiento a través de operaciones de crédito, leasing y leaseback. Los recursos se pueden usar en tres tipos de proyectos:        

1.-Inversión: adquisición de bienes de capital y proyectos de inversión.    

2.-Refinanciamiento de pasivos financieros cuyo origen sea inversión y estén al día.

3.-Capital de trabajo asociado a la inversión (máximo 30% del monto del financiamiento).

Corfo diseñó éste programa para el acceso al financiamiento de empresas que poseen poca oferta de garantías en el sistema bancario. El objetivo es apoyar a empresas en proyectos de inversión en el largo plazo que apunten directamente a su crecimiento y productividad y cuenta con una red de intermediarios financieros a lo largo del país. La cobertura termina al cumplir 240 meses, es decir a los 20 años y se puede reprogramar hasta 3 veces y con mora de hasta 360 días.

Al respecto, el titular de Economía explicó que esta iniciativa entrega a las pequeñas, medianas y hasta las medianas grandes empresas hasta UF 600 mil de ventas, la posibilidad de tener acceso un crédito de largo plazo y con baja tasa de interés. Añadió que “es una garantía para que las empresas puedan adquirir capital fijo y realizar inversión. Una de sus características es que el préstamo tiene que ser a largo plazo, para que las empresas lo puedan pagar de manera más fácil”. Céspedes manifestó que “cuando se habla de la baja inversión y de la desconfianza, ver estas empresas a todos nos llena de alegría y optimismo. Tenemos empresas en nuestro país que están decididas a crecer, a invertir, a generar valor agregado, generar más productos en nuestra economía, es el tipo de ejemplo que tenemos que resaltar”. 

En tanto, el presidente del BancoEstado, Jorge Rodríguez, indicó que “Pro-Inversión es un desafío alineado con el trabajo que históricamente hemos desarrollado con el Estado y su red de fomento, apoyando las políticas públicas. Es una nueva oportunidad para seguir profundizando nuestro apoyo a los emprendedores del país, sumándonos a los esfuerzos que se realizan desde el sector público para impulsar la productividad y el crecimiento económico”. 

La cobertura es diferenciada según tamaño de la empresa: Microempresa, con hasta 5.000 UF (aprox. $125 millones); Pequeña empresa con hasta 12.000 UF (aprox. $301 millones); Mediana empresa con hasta 18.000 UF (aprox. $452 millones) y Gran empresa con hasta 100.000 UF (aprox. $2.510 millones).

Desde Julio de 2015 a Junio de 2016 existen 540 operaciones vigentes con Cobertura de Pro-Inversión por un monto total financiado de MM$104.682, respondiendo los requerimientos de un total de 392 beneficiarios que se han acogido al programa.